Natalia y Lucas

Natalia y Lucas

Llegamos a cegyr después de 6 ICSI realizados en un año y dos meses en otro lugar.

Yo estaba mas loca que lo habitual y perdiendo las esperanzas. Nos atendimos con el equipo de Sergio Papier y Sandra, dos genios. Después de tantas desilusiones necesitábamos una posibilidad. No pretendíamos mentiras ni falsas ilusiones pero si la convicción de que estábamos en las mejores manos y que harían todo lo posible x embarazarnos. Y así fue. Quedé embarazada en el segundo tratamiento.

En ambos el día a día lo viví con Sandra. Ella escuchaba mis miedos, desesperanzas, me explicaba todos los síntomas (xq no se al resto, pero creo que durante los tratamientos tuve mas sintomas de embarazo que en el embarazo mismo), me tranquilizaba y me decía la verdad de la manera menos cruda, pero siempre con dulzura. Es mujer, se pone en nuestro lugar y acompaña a la mujer tanto como a la paciente. Eso en este tipo de tratamientos es fundamental.
En mi octavo tratamiento, dos días antes de la beta, empecé a sentir los típicos dolores y ya sabia que me iba a venir. Le avisé a mi marido para que no se ilusione y sin decir nada adelanté un día la beta.

Tenia que ir un martes y fui un lunes sin decirle nada a nadie, pensando que si daba negativo le ahorraba esas horas de angustia a Lucas y ademas quería seguir mi vida otra vez (cada tratamiento paralizaba mi rutina). Me acuerdo que las recepcionistas de Cegyr me dijeron que le avise a mi medico porque un día influía en el resultado. Salí pensando en llamar a Sandra y me la encontré en la calle y le dije “vine hoy porque estoy harta, si es negativo que se acabe esto y fue”. Ella, con una sonrisa me dijo que la llame a las tres y ahí veríamos que pasó. Cuando llamé yo estaba en viaje volviendo a mi casa y me dice “me escuchas bien? Sí, le respondí y ahí empezó a hablarme de no bajar los brazos y no se que mas porque la interferencia no me dejo escuchar absolutamente nada. Habló un montón pobre y al rato me dice “que…no escuchaste nada de lo que te dije? No! le contesté y ahí me grita eufórica QUE ESTAS EMBARAZADA NATI! Yo no podía creerlo y ella me dijo “yo quería hacerte una introducción por como estabas hoy a la mañana para que no te lo olvides de esto nunca en tu vida” a lo que respondí, quedate tranquila que no me lo voy a olvidar mas y así fue. Esa es la DOCTORA SANDRA MIASNIK, la profesional y ser humano que se pone feliz por los logros de sus pacientes y los acompaña en todo los procesos.Por eso la queremos tanto. El 19/06/13 nació Bernardita y valió cada una de las lágrimas derramadas. No bajen los brazos porque llega y más con el apoyo de profesionales como Sandra y Sergio. Vamos a estar eternamente agradecidos a los dos y a pesar de mis 39 años pienso volver a buscar el hermanito!!!

btn